Hiroshima: el mensaje atómico, 70 años después

Hiroshima: el mensaje atómico. Video RT

Bombas sobre Hiroshima y Nagasaki. El sionismo imperial, euro-norteamericano-israelí, identificado con el  mito de la superioridad racial de “los elegidos de Dios”, ha tenido a los japoneses y negros como los pueblos y razas con los cuales poder experimentar sus armas de destrucción masiva. No son los únicos grupos humanos, pero sí los que a través de su historia han recurrido sistemáticamente. Igual lo han hecho y hacen con otros  grupos humanos, como los indios y los árabes, por ejemplo. Las bombas nucleares arrojadas sobre Hiroshima y Nagasaki, cumplieron ese propósito: Probar su capacidad destructiva en una población a la que consideran inferior racialmente, y “no agradable” como dicen quienes estuvieron a cargo de la operación genocida. El bombardeo encontró pretexto en el ataque japonés a la base militar naval estadounidenses de Pearl Harbour (en la usurpada isla de Hawai). Pese a que aún no se ha negado que se trató de un ataque montado por los servicios de inteligencia estadunidense, el ataque sirvió para justificar la intervención militar directa de EEUU en la II Guerra. (Indirectamente ya lo venía haciendo con la venta de armas a los contendientes de uno y otro bando). Los bombardeos tenían por objeto disuadir a los rusos que se encontraban próximos a invadir, por tierra, el territorio japonés. Truman, el presidente judío y masón de EEUU,  decidió mostrar “el garrote” a las fuerzas rusas. Al emperador japonés, Hiroito, no le importó entregar esas dos ciudades, y las que hicieran falta, con tal de salvar su gobierno hereditario. EEUU, le aseguró mantener su trono a cambio de las centenas de miles de japoneses que murieron instantáneamente a causa de las bombas y que siguen muriendo hasta hoy víctimas de la radiación recibida. Los tiempos han cambiado y también la sofisticación tecnológica al servicio de la destrucción y la muerte. Pero Japón, como Haití, o los países de África Central, siguen siendo, los lugares elegidos para experimentar nuevos genocidios “gracias” a los avances de la física nuclear, la física de partículas, el bioterrorismo. Así ha quedado demostrado con el terremoto en Haití en el 2010, con el terremoto y tsunami japonés en el 2011, el Ébola en África en 2014-15. A los “enemigos de la humanidad” nunca les importó la desaparición de pueblos, regiones y continentes con tal de asegurar su impronta de muerte. Para éstos, ningún ataque, ninguna invasión, ningún bombardeo tiene sólo justificación militar. Se trata del imperativo moral que vertebra su razón existencial: ¡Matar! Así está escrito en sus “libros sagrados”. Por eso, 70 años después de Hiroshima y Nasaki, sus asesinos, siguen repitiendo que de lo único que se arrepienten es de de “haber tenido alguna duda…pero, si se repitiera hacerlo otra vez, se ofrecerían como voluntarios”. Y, mientras, los japoneses de hoy han pasado de la rendición incondicional a tener una Constitución redactada e impuesta por EEUU para asegurar que Japón sea su centro de experimentación mortal en el Pacífico, el emperador actual duerme sin remordimiento alguno de lo hecho por sus antecesores a su pueblo y dispuesto a servir fielmente a su amo gringo. Razón tiene el nieto del genocida Truman al decir: “Las bombas fueron buenas”. Han asegurado el servilismo de un pueblo cuyas nuevas generaciones viven y trabajan pendientes de tener ojos como los estadounidenses,  cabello amarillo y hablar en inglés.

Video RT

 

Anuncios

Acerca de alizorojo

sociólogo y educador peruano. Posdoctorado en Filosofía, política e historia de las ideas.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s