Activismo indígena y retórica neoliberal: Chirapag 

Pertenecer al “Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas” de las Naciones Unidas y haber sido representante del Estado peruano en la “Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas” advierte claramente el sentido y significado de los “resultados maravillosos” que dice la señora Rivera haber obtenido con su ONG “Chirapag”.

Lo cierto, y que RT pareciera no haberse enterado antes de la entrevista es que el Estado peruano pertenece a la Alianza del Pacífico (que integran, además, México, Colombia y Chile), y es uno de los primeros Estados firmantes y promotores del Acuerdo Trans Pacífico (TPP). Uno y otro mecanismos impulsados por el BID para “apalancar” las inversiones de los socios transnacionales del Grupo del Banco Mundial, del Grupo del propio BID, de la USAID, de la OCDE.

Inversiones que arrasan con las comunidades indígenas, los pueblos originarios y las comunidades campesinas; se apropian de sus territorios y destruyen sus recursos naturales. Todo, para garantizar los Tratados de Libre Comercio (TLC) y las Alianzas Públicos-Privadas (APP) que impulsan aquellos mecanismos de “integración neocolonial”.

La Alianza del Pacífico y el Acuerdo Trans Pacífico (TPP) son dos de los más perversos instrumentos que atentan contra la soberanía, la libertad y la vida de los pueblos.

La retórica de la señora Rivera escarnece la militancia consecuente de hombres y mujeres indígenas por defender su derecho a la vida. Pretende olvidar que las inversiones dentro de la Alianza del Pacífico, del TPP y los TLC cuentan con la impunidad impuesta por los organismos financieros y de “ayuda” de la ONU, de la OEA, de la UE y de EEUU (FMI, BM, BID, OCDE, USAID, UNESCO, UNICEF, Foro Permanente de Comunidades Indígenas).

En el caso peruano la impunidad, además, fue impuesta por estos organismos en su propia Constitución y en la “flexibilidad” de sus leyes. Éstas, en todo caso, sólo sirven para criminalizar las protestas y luchas de pueblos originarios y comunidades indígenas y campesinas.

Ciertamente, no se aplican a quienes desde la  comodidad  de sus ONG (financiadas por la misma institucionalidad que destruye pueblos y acaba con la naturaleza) pontifican sobre origen identidad, derechos, representatividad, democracia y otras especies de propaganda neocolonial.

‘Los pueblos andinos aún estamos en camino a la recuperación de nuestra identidad como sujetos étnico-culturales y como ciudadanos’, señala la activista quechua de Perú Tarcila Rivera Zea. ¿A qué retos se enfrenta la nueva generación indígena? ¿Por qué los funcionarios peruanos no conocen los avances en relación a los derechos de los pueblos autóctonos? ¿Qué prácticas no se pueden permitir estos pueblos ni siquiera en nombre de la tradición? Véanlo en Entrevista, de RT.

Source: Tarcila Rivera Zea, activista quechua de Perú

Anuncios

Acerca de alizorojo

sociólogo y educador peruano. Posdoctorado en Filosofía, política e historia de las ideas.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s