Tercera Posición Justicialista y Cuarta Teoría Política  

 

rubèn ramos

 A propósito de un artículo de Jorge Cuello titulado “La Tercera Posición de Perón en la era de la Cuarta Teoría Política de Dugin”.

 Carlos Delgado, el ideólogo de la Revolución de Octubre en el Perú, liderado por Juan Velasco, alguna vez diría refiriéndose a los que se autodefinen como “modestos”: “un exceso de modestia supone un exceso de presuntuosidad”. Lo traigo a colación a propósito del artículo que adjunto y sobre el que haré algunas precisiones.

 

Empezaré diciendo que no sé si la frase de Carlos Delgado era suya o la habría leído en alguna de las fuentes que le sirvieron para dar coherencia a la única “Tercera Posición” dentro de la teoría política del siglo XX para el caso de América latina. Permanece vigente y está condensada en un libro cuya lectura recomiendo al señor Cuello para ilustrar su “modesto entender”. Se titula Velasco: El pensamiento vivo de la Revolución ISBN 978-980-12-3923-9. Ha sido publicado igualmente por editorial académica española y en cualquiera de sus ediciones se puede bajar de internet en formato pdf.

 

Ahora mis comentarios.

 

  1. El señor Cuello debería revisar la historia de las ideologías políticas. Una breve síntesis de éstas forma parte de los escritos y entrevistas de Alexander Dugin. Esto le servirá para superar su lamentable desinformación al respecto pero, además, para entender que el señor Perón andaba igualmente perdido en cuanto a historia política se refiere. Posiblemente por esto, como dice el señor Cuello, Perón pensaba que “la cristalización cabal de una nueva filosofía política auténticamente argentina podía sustentarse en “las vivencias de su paso por los cuarteles de la Patria y la inspiración y guía espiritual de la Doctrina de Jesús Cristo”. (Y esto, que él se declaraba anticlerical).

 

  1. El señor Cuello no sólo es “modesto” sino que demuestra una total ignorancia en cuestión de política e historia. Y por eso su atrevimiento al “advertir” que lo dicho por Perón “es vital para la Cuarta Teoría Política de Dugin”. ¿Olvidó que Perón concretó la mayor traición al pueblo argentino al usurpar el gobierno a su correligionario Cámpora? Tal vez. Lo que sí está claro es que sabe muy poco o nada de la 4TP de Alexander Dugin.

 

  1. Su ignorancia le hace pensar que “Argentina y las naciones de América nacieron a la vida política independiente en la modernidad, y por tanto como un Estado Nacional”. Ni tal independencia ni tal Estado nacional, señor Cuello. Estas son ficciones de una historia que le hicieron creer cuando era niño y que lamentablemente usted aún no ha superado.

 

  1. La “Tercera Posición Justicialista” que usted irresponsablemente dice que “atañe a las naciones y es propicia para Argentina y su hinterland Sudamericano”, es otra ficción. En todo caso, la pretendida Tercera Posición Justicialista es hoy un cadáver que tuvo a Juan Domingo Perón como su enterrador. Si perteneció a la modernidad, lo hizo como parte del fascismo que alimentó y abrió paso a las dictaduras militares y cívico- militares en Argentina.

 

  1. El “evolucionismo” que según usted serviría de sustento a la supuesta “Tercera Posición Justicialista”, no sólo pertenece a la protohistoria del pensamiento político sino que es hoy, en la concepción de la 4TP del señor Dugin, un sustento descartado. El supuesto progreso lineal de la historia que fue igualmente impuesto por la “doctrina de Jesús Cristo” y sus iglesias paulina y protestante ha sido, hace mucho rato, puesto en cuestión. La tesis política del M3 en el Perú ni siquiera lo tuvo en cuenta. La historia no es lineal señor Cuello. Menos la política, ni la filosofía.

 

  1. En lo que se refiere a la 4TP de Dugin repito que el señor Cuello ha hecho una lectura incompleta de sus planteamientos. Un concepto clave para entender la 4TP es el de Multipolaridad en el contexto Geopolítico actual. Usted entra por los vericuetos que evidencian su filiación pro occidental e insinúa, temerariamente, en dicha teoría, una vocación imperial. La 4TP no pretende ningún imperialismo señor Cuello. A no ser el que implique la construcción civilizatoria de lo que les es propio a los rusos.

 

  1. Es falaz y a-histórico contraponer la 4TP con la supuesta Tercera Posición de Perón diciendo que ésta es para América, en tanto la primera lo es para Euroasia. La 4TP es una construcción en proceso que empieza por el rechazo a los instrumentos conque la Ilustración y la modernidad lograron imponer sobre la tradición, la identidad y la historia: la democracia liberal, el progreso, la individualidad, el egoísmo, el voto, el consumismo. Este mismo rechazo no aparece en el Justicialismo. Sí forma parte del pensamiento y la teoría del Movimiento 3 de Octubre que orientó el proceso de cambios en el Perú entre 1968-75 dentro de una clara concepción económica y política: construir una democracia social de participación plena apoyada en una economía prioritariamente autogestionaria y de propiedad social. No abundaré en esto porque no es el propósito de esta nota.

 

  1. Terminaré diciendo que usted confunde todo porque no ha podido aún despojarse de su eurocentrismo. Esto queda de manifiesto cuando dice que lo que tienen que hacerse en América es “organizar el espacio común civilizatorio hispano y virreinal” tal cual lo señala un tal Alberto Buela que usted menciona.

 

  1. Usted además es un marxófobo visceral. Lo corrobora cuando dice, “la Tercera Posición de Perón y la Cuarta Teoría Política de Dugin no se excluyen, sino convergen en la creación de sistemas políticos-culturales que superen definitivamente tanto al marxismo en todas sus variantes, incluida el pérfido progresismo, y al liberalismo en todas sus manifestaciones”. La 4TP no cuestiona el marxismo. Tampoco a Gramsci como usted sí lo hace. Las ideas señor Cuello no tienen espacio ni tiempo una vez puestas en circulación tal ocurrió y ocurre con las de Gramsci.

 

  1. Del artículo del señor Cuello bien podría decirse que tiene más dislates que palabras.

 

 

 

Anuncios

Acerca de alizorojo

sociólogo y educador peruano. Posdoctorado en Filosofía, política e historia de las ideas.
Esta entrada fue publicada en Ámérica latina, Geopolítica y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s